Expolios

Noticia extraída del Diario de Burgos La Policía recupera la mayoría de las piezas robadas este año P.C.P. / BURGOS «Es la recuperación de obras de arte robadas de mayor cantidad, entidad, valor en la historia de la Diócesis de Burgos», afirma su delegado de Patrimonio, Juan Álvarez Quevedo.Más allá llega el inspector jefe de la Brigada de Patrimonio Histórico de la Dirección del Cuerpo Nacional de Policía (CNP), Lorenzo Montero, al resaltar que posiblemente sea la operación de mayor envergadura llevada a cabo enEspaña desde la detención en 1982 de Erik el Belga. Ambos se refieren a la recuperación de cerca de un centenar de piezas de arte sacro procedentes de al menos una docena de expolios en Burgos (8),León (2) y Zamora.

En nuestra provincia se han esclarecido todos los robos cometidos entre febrero y abril de este año y hallados todos los relieves (19) y óleos (tres) sustraídos de los templos de Castrillo Matajudíos, Villorejo, Grijalba, Sotillo y Viloria de Rioja Castrillo de Riopisuerga y Valtierra.También se han identificado ya dos columnas sustraídas de Villamedianilla pero faltan otras 16 por localizar. Una vez concluidas las investigaciones, podrían ser más las iglesias y pueblos que recibiesen una buena nueva, ya que el 30 por ciento de los objetos están aún sin identificar. Tampoco se ha cerrado la operación, que ya ha permitido detener a dos españoles, identificados como J.V.M. y J.E.E. En su poder se encontraron varios elementos ornamentales de retablo y candeleros de uso religioso. PAGÓ UNOS 70.000 EUROS.

La operación comenzó gracias al sentido de la responsabilidad de un anticuario segoviano, E.L.M., quien consultó a la Comisaría de esa provincia ante las dudas suscitadas por la compra de diversas piezas a una persona, que podrían ser de procedencia ilegal. Al parecer, pagó unos 70.000 euros por unas obras de valor incalculable, datadas la mayoría de ellas entre los siglos XVI yXVIII. El delegado del Gobierno, MiguelAlejo, a quien acompañaba el subdelegado de Segovia, Juan Luis Gordo, junto al jefe superior de Policía de Castilla y León, Jesús García Ramos, el comisario de Segovia, Rufino Espada, y el inspector jefe Lorenzo Montero, añadió que el anticuario «cumplió con su obligación» como comerciante legal de obras de arte.

En este sentido, Miguel Alejo subrayó que dará instrucciones a los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado para que «pongan extremado celo en la comprobación de los asientos de los libros de compra de quienes comercian legítimamente» con este tipo de obras.

Además, insistió en que se firmará un convenio con la Junta de Castilla y León para mejorar la custodia de los bienes patrimoniales de la región y evitar la oleada de expolios sufrida en la comunidad durante los últimos meses. Alejo anunció que, debido a que se trata de obras de un alto valor sentimental para muchos municipios, serán devueltas a las parroquias de forma inmediata Los ladrones buscaban el sistema más fácil, tanto para entrar a robar, como para llevarse las piezas y huir, incluso habiendo ocasionado daños en algunos retablos arrancados a cuajo.

Además, huían ante la mínima sospecha de haber sido descubiertos, como demuestra el hecho de que solo en Burgos se hayan denunciado otros cinco tentativas frustradas en Villalmanzo, Villandiego, Ibrillos y Olmillos yPalazuelos de Muñó. Además, permanecen sin esclarecer otros dos hechos en templos deCastrillo del Val y Los Ausines, pero no parecen corresponder con el modo de operar de esta banda.

Deja un comentario

Debes estar registrado para comentar.